icono WhatsApp
Conoce todo sobre El Estreñimiento

Estreñimiento: Aprende a Combatirlo

¿Te gustó el Post?
[Total: 0 Promedio: 0]
el estreñimiento

El estreñimiento es un problema muy común que a todos nos ha afectado alguna vez en cualquier momento de nuestras vidas. En este post conocerás su significado, las causas, los síntomas para poder detectarlo de manera eficaz, y los posibles tratamientos que se pueden aplicar.

¿Qué es el estreñimiento?

Antes de definir el significado de estreñimiento, considero que la mejor forma de explicar este tipo de problema intestinal es mediante ejemplos de nuestra vida diaria. ¿Alguna vez te ha pasado que tratas de ir al baño para realizar tus deposiciones, pero las mismas son poco frecuentes, difíciles, o incluso parecen ser imposibles? Y no solo eso, estas evacuaciones vienen acompañadas de heces sólidas o esa sensación incómoda de no haber vaciado por completo tu intestino. Todo esto se conoce como estreñimiento, que si bien es cierto, no existe un concepto exacto para definir este término, ya que cada organismo es diferente con respecto a otro, esta es la representación más adecuada del concepto.

Pero, ¿qué ocurre si una persona no realiza sus evacuaciones una vez por día todos los días? ¿Esa persona padece de un estreñimiento crónico? Pues no, no necesariamente. Puede ser que estés pasando por una etapa de estreñimiento ocasional, pero puedes revertirlo sin tener que resignarte a vivir como si eso fuera “lo que te ha tocado”. Pero no, no podemos quedarnos con la creencia que por ir solo 3 veces por semana al baño es normal, a no ser que estés ingiriendo una cantidad de comida muy inferior a lo que te tocaría

En este punto es importante aclarar que existen dos tipos de estreñimiento, el agudo que es básicamente cuando la persona comienza a presentar los síntomas y las dificultades para evacuar de manera repentina, además de las molestias, pero no de un modo frecuente; y el crónico, cuando es un problema muy frecuente y se repite por un tiempo prolongado (meses o incluso años).

Sin embargo, de nada sirve saber el concepto si no sabemos cómo tratarlo o al menos detectarlo y diferenciarlo de otros problemas similares.

Causas del estreñimiento

Existen muchos factores que dan origen al estreñimiento, pero resaltaremos aquellos que son los más importantes.

Una de las causas es la obstrucción del tubo digestivo, producto de aquellas heces o desechos que no son capaces de eliminarse del recto. Esto se puede deber a que las mismas son muy sólidas, o su paso por el tubo digestivo es muy lento, generando así que se conviertan en heces muy duras, secas, e impidiendo el paso de las demás heces.

Otra de las causas que suele ser la más frecuente es la falta de fibra en las dietas. La fibra es un componente que no debería faltar en una dieta, ya que gracias a ella se puede prevenir el estreñimiento, gracias a cómo la metaboliza nuestra microbiota intestinal. En el caso de una dieta alta en fibra, también podría ocasionarse estreñimiento si no bebes la cantidad de agua acorde a esta ingesta.

Otro de los posibles casos relacionados directamente con las dietas es la ausencia o disminución de líquidos, o el consumo de ciertos alimentos que producen estreñimiento, entre ellos tenemos los alimentos ricos en azúcar y grasas, y algunas carnes, por lo general las que son procesadas, debido a los aditivos que llevan y por no complementar las comidas proteicas con una cantidad idónea de fibra procedente de vegetales.

El síndrome del intestino irritable suele producir entre uno de sus síntomas una evacuación desordenada (conocido como disquecia), lo cual puede dar origen a este problema y a diarrea de manera alternada.

Además, el consumo de ciertos fármacos, como los antiácidos, los antidepresivos, los antihistamínicos (son los medicamento utilizados en ataque agudos de alergia ), las sales de hierro, los suplementos de calcio y algunos analgésicos opioides también podría dar origen al estreñimiento; así como también el uso excesivo de laxantes. Como puedes ver, las causas realmente son muchas, y existe un listado mucho más amplio que si es detallado uno a uno, no se acabaría este post.

Por último, tenemos las causas poco frecuentes, relacionadas estrechamente con enfermedades, pero posiblemente estas también podrían venir causadas por trastornos intestinales (permeabilidad intestinal aumentada):

    • Diabetes
    • Trastornos metabólicos
    • Trastornos neurológicos
    • Tumor en el intestino
    • Hipotiroidismo
    • Hipercalcemia
    • Enfermedad de Parkinson
    • Neuropatía autónoma
    • Esclerosis múltiple
    • Lesión de la médula espinal
    • Accidente cerebrovascular

No obstante, existen otros factores que son responsables de la aparición de este problema intestinal, si tienes dudas contáctame y estudiaré tu caso.

Síntomas del estreñimiento

Después de todo lo explicado anteriormente, los síntomas son fáciles de deducir. Una persona con estreñimiento por lo general presenta 4 o menos evacuaciones por semana, acompañado con heces duras y por lo general, dolor al evacuar. Además, se suele tener dificultad al momento de realizar las deposiciones y presencia de gases.

Importante: Los síntomas varían de acuerdo al paciente, cada persona presenta síntomas diferentes, acompañados con otros malestares (por ejemplo, dolor abdominal), o con menor cantidad de ellos. Incluso alguien que evacúe 5 veces a la semana, según la alimentación y fisiología, podría considerarse estreñimiento leve.

Tratamiento y prevención

Ya sabemos las causas y los principales síntomas del estreñimiento. Con esto, podemos realizar una serie de tips para lograr su prevención y su respectivo tratamiento, entre ellos tenemos:

  • Cambios en la dieta: Aumento de líquidos y alimentos ricos en fibra, como los vegetales, los cereales, las frutas, e.t.c; y disminución de alimentos bajos en fibra, como la comida rápida, y los productos procesados (carnes y lácteos). Si asistes a un médico o especialista, por lo general te indicará la cantidad de gramos de fibra que deberías ingerir.
  • Organízate al evacuar: Si tu intestino da señales para ir al baño, el peor error es privarte de hacerlo. Eso podría causar que las heces se vuelven más duras y se genere una obstrucción. Por otra parte, es bueno marcar horarios para realizar las evacuaciones, para así indicarle al intestino que en ese horario se debe evacuar, y así se logra un ciclo más natural (lo mejor es que sea luego de las comidas).
  • Cambios de rutina: Trata de controlar el estrés por medio de la actividad física, aunque no lo creas, eso ayuda muchísimo a regular la actividad intestinal y prevenir el estreñimiento, debido al equilibrio hormonal.
  • Uso de fármacos, laxantes, enemas o supositorios: Esta opción es factible si es de forma ocasional y solo si un profesional te lo recomienda.
  • Entrenamiento de músculos de la pelvis y abdominales: Por lo general, este tipo de sesiones las puedes practicar con un terapeuta certificado. El objetivo será relajar los músculos pélvicos mediante una rutina de ejercicios adecuada, permitiendo así, una expulsión más fácil de las heces. De la misma manera, deberías tener un buen tono muscular en las abdominales para prevenir este y otros problemas.
  • Resolver la permeabilidad intestinal aumentada: quizás la más importante. Sin una óptima barrera intestinal, ya puedes realizar todo lo demás que de nada servirá. Esta permeabilidad se ha de tratar, en la mayoría de los casos, desde un enfoque multidisciplinar e integrativo. El 80% de la población sufre de esto en menor o mayor medida, aunque no sea consciente ni ningún médico convencional le de importancia.
  • Suplementos: Si bien no hay nada más idóneo como mantenernos sanos mediante solo métodos naturales, la suplementación natural también es útil y necesaria en muchas ocasiones. En este caso, los probióticos de calidad son una gran opción. Aléjate de los mitos sobre ellos, pero de igual forma aléjate de marcas comerciales que llevan microorganismos de origen no beneficioso o correcto. Además, su eficacia se ve casi eliminada cuando los tomas en condiciones donde tu cuerpo no está preparado para ello. Por ejemplo, con una barrera intestinal demasiado dañada (fases crónicas de síndrome de permeabilidad intestinal aumentada). Primero se tendría que trabajar en ello.
  • Cirugía: Esta opción es la última alternativa si ya se probaron las anteriores, o si bien, el médico optó por ella. Por lo general se presenta en casos de enfermedades, o que no sea posible resolver de una manera sencilla el estreñimiento crónico. Por ejemplo, en casos de enfermedad de Crohn. Esta debería ser una opción, pero acompañarla con otras terapias para intentar revertir la intervención, cosa que no se suele llevar a cabo hoy en día en la mayoría de consultas médicas.

¿Debo ir al médico por estreñimiento?

Si tu estreñimiento es crónico, y has probado muchas alternativas y no encuentras una solución factible; o, si tu estreñimiento viene acompañado de síntomas graves como vómitos, sangre en las heces, hinchazón abdominal, y pérdida de peso considerable, lo más recomendable es acudir con un médico o profesional especialista y cualificado, ya que podría tratarse de una enfermedad o podría favorecer la aparición de otros trastornos.

Ahora, si tus síntomas son muy leves, puedes seguir nuestros consejos y verás el cambio casi inmediato al aplicarlos. Siempre he sido partidario de una vida saludable, y realizar ejercicio, no solo por mantener un físico ideal, sino por tener una calidad de vida adecuada, ya que eso no solo impulsará a la mejora de tus intestinos, sino también te ayudará a eliminar todas las toxinas de tu organismo y a mantener un buen balance hormonal, que podrían ser el origen de otros problemas de salud.

Además, si sientes que necesitas más información al respecto, y te sientes identificado con este post, puedes aprovechar la promoción de la asesoría gratuita que estoy ofreciendo. No tendrás que pagar por ello, tan solo deberás reservar un día en el cual puedas conectarte conmigo de manera remota, a través de Skype o de otras plataformas online, y en una hora podremos establecer un estudio exhaustivo de tu caso, para detectar los pasos a seguir y afrontar así tu problema intestinal.

También puedes leer el resto de los artículos de mi blog; quizás tu estreñimiento sea por causa de un trastorno intestinal como el síndrome del intestino irritable, por una mala alimentación o entorno hormonal. Para este tipo de casos, estoy preparando próximas entradas al blog dando los mejores tips para tener una dieta saludable y decirle NO a las dietas estrictas, que básicamente te exigen que dejes de comer todo lo que te gusta, y alimentos llenos de mitos pero que son altamente beneficiosos, y esa no es la “solución del problema”. No es tanto así, la solución a veces no es dejarlo todo, sino saber qué tomar y qué no tomar.

¡Hasta la próxima!

¿Te gustó el Post?
[Total: 1 Promedio: 5]

Dejar un comentario

Política de Preferencias
Cuando visitas nuestro website, existe la posibilidad de almacenar información a través del navegador que estés utilizando para propósitos específicos, usualmente en forma de Cookies. Puedes cambiar tu preferencia de privacidad, pero recuerda que bloquear las cookies podría impactar tu experiencia al navegar en nuestro site.