Barcelona, España
Horario de Sesiones: Lunes a Domingo, 18:00-22:00

El síndrome de intestino irritable

¿Intestino irritable?, No tienes por qué vivir con ello

Intestino irritable, el Síndrome «comodín». Era consciente, pero desde que decidí definitivamente dedicarme a esto, sigo sorprendiéndome.

Pues no habré escuchado veces en consulta (en la época que me faltó poco para cogerme un pase VIP en la Seguridad Social) que, como todas las pruebas estaban saliendo bien, lo que presentaba era un Síndrome de Intestino Irritable (o colon irritable también lo llaman). Un gran comodín cuando ya no saben que decirte o son escépticos a diagnosticar con lo que de verdad se está comprobando que provoca los síntomas. Y obviamente no olvidemos jamás el interés económico que hay en muchos sectores a no poner fin a según que patologías. Pero esto es otro tema que ya comentaremos en debate.

Antes de profundizar en el tema, vamos a repasar algunas perlas que nos sueltan para vivir con ello y que seguro te sientes muy identificado:

«Deja de tomar leche y otras cosas con lactosa» (ah, vale! como si bebiera yo mucho)

«Come más fruta y verdura, y bebe más agua» (pues al menos a mi solo me faltaba meterme todo eso por vena)

«Son los nervios, tu manera de ser. Contrólate un poco» (olé, LA SOLUCIÓN, di que si. La más escuchada en mi caso)

«No eres celíac@, pero deja los alimentos con gluten» (mejoré vamos, una barbaridad….)

«Tómate probióticos, pero tendrás estreñimiento. Elige qué hacer» (esta última ya me dejó loca; como si el estreñimiento fuera normal y bueno!!y como si los probióticos provocaran eso…)

Nótese mi tono de indignación, puesto que han sido años en los que, fuera bromas, lo pasas mal y tu calidad de vida se reduce tanto a nivel físico como anímico.

En fin, podría estar mucho rato pero vamos a dejarlo aquí. No se si es debido a lo que he estudiado y a lo aprendido en mi carrera profesional, pero mi reacción fue: «whaaaat??» Y mi cara:

perro con expresión de rechazo

La importancia de cuidar el intestino

Vamos a dejarnos de tanta indignación y espero daros un poco de luz.

Nuestro intestino es nuestro segundo cerebro. Estarás hart@ de escucharlo, pero es así. Sus funciones no se limitan a absorber nutrientes y fin. De hecho, si presentas problemas intestinales no lo estás haciendo casi seguro. Nuestro tracto gastrointestinal comprende el 80% de nuestras células inmunocompetentes, es decir, que es nuestra arma principal inmunitaria y de protección frente a los agentes externos. Y no voy a entrar aquí, pero el entorno hormonal también es regulado en gran medida por el estado intestinal.

Además, hay una creencia «coja» en la que se cree fuertemente que todo lo que nos pasa está predispuesto genéticamente. Error. El microbioma (conjunto de genes que codifican para nuestro entorno de microorganismos con el que convivimos) es 100 veces más grande que el genoma humano. Así que cabe pensar, ya solo por lógica matemática, que la microbiota intestinal juega un papel clave en nuestro estado de salud.

Puestos ya en situación, hablemos de por qué aparecen estos síntomas característicos de colon o intestino irritable sin presentar disfunciones gastrointestinales per se.

Origen del síndrome de intestino irritable

La «aparición» del síndrome de intestino irritable es un proceso bastante multifactorial, ya que se es debido a la implicación de varios factores que acaban provocándote este problema, pero la realidad no es que NO TENGA SOLUCIÓN y tengas que vivir con ello o simplemente siguiendo 4 consejos patéticos y generalistas. No, cada cuerpo es verdaderamente como un ecosistema único. Sigue leyendo.

Podríamos decir, en resumen y palabras llanas, que en la casi totalidad de los casos empieza cuando nuestra microbiota intestinal (conocida como flora intestinal también) se ve afectada por varios motivos (es un proceso en la mayoría de los casos multidisciplinar, no solo se ve implicada la alimentación). El estar «atacando» continuamente a esta microbiota provoca un desequilibrio brutal. El buen equilibrio comporta que los microorganismos realicen correctamente sus funciones, las cuales afectan directamente a nuestro entorno metabólico y hormonal.

De intestino irritable a hipermeabilidad intestinal

En esta situación de desequilibrio, empiezan a producirse una cascada de procesos celulares que acaban provocando, entre otras cosas, una rotura de la «barrera protectora» que crean las bacterias beneficiosas. La barrera protectora se encarga de mantener una permeabilidad intestinal adecuada, dejando pasar al torrente sanguíneo solo aquello que debe hacerlo. La unión celular que permite tener esta barrera correctamente sellada se denomina unión estrecha, y es mediada principalmente por una proteína llamada zonulina, la cuál se ve afectada de manera directa por este desequilibrio.

Este proceso es el que acaba desencadenando el síndrome de permeabilidad intestinal aumentada. Al producirse, entramos en un ciclo vicioso en el que, por mucho que queramos restaurar la flora intestinal y ese equilibrio, no se va a poder si no se ataca este problema de raíz. Entonces, de nada sirve seguir indicaciones generales y normalmente saludables cuando no se solventa esta permeabilidad aumentada. Podemos resumir, pues:

  • Los síntomas de intestino o colon irritable (diarrea, estreñimiento, etc) son causados por múltiples factores, y se ha de conocer el historial de la persona para saber cuales han sido (hábitos alimenticios y de vida, historias de infecciones por levaduras y hongos, niveles de higiene, etc). Estos factores provocan un desequilibrio de la microbiota intestinal.
  • Este desequilibrio provoca la aparición del síndrome de permeabilidad aumentada, el cuál se ve agravado por otros aspectos (aquí también entrarían el estrés, mala alimentación, etc).
  • Entre otras cosas, esta hiperpermeabilidad impide que se pueda volver a restaurar la microbiota por muchos probióticos que te tomes. El % de microorganismos patógenos está muy bien asentado en esos momentos.
  • Para poder volver a la normalidad, se ha de solventar esta permeabilidad intestinal y, cuando se está restaurando la barrera, se puede empezar a repoblar el epitelio intestinal con los microorganismos adecuados, restaurando pues poco a poco el correcto funcionamiento de este.

Tratamientos para el síndrome de intestino irritable

El problema actual es que intentamos seguir un estilo de vida saludable sin más en estos casos, pensando que se solventará. Es un error. Debes saber que según el tipo de permeabilidad intestinal aumentada que tengas (lo cual viene determinado por las causas mayores que lo hayan provocado) debes seguir un proceso u otro, e incluso hay ciertos alimentos saludables por norma general que se deberán eliminar en las primeras fases de curación debido a que son buen combustible para aquellos microorganismos oportunistas patogénicos, además de producirte inflamación sistémica debido a que entraron en algún momento al torrente sanguíneo (de normal no lo hacen) y el cuerpo ya reacciona contra ellos. Por lo tanto, como he mencionado, lo primordial es aplicar herramientas para volver a sellar el intestino a sus niveles de normalidad.

Si quieres conocer tu caso, o descartar si padeces de este síndrome, o algún otro trastorno relacionado con el intestino irritable, no dudes en contactar conmigo sin compromiso y hablaremos de tu caso y si realmente estás en una fase donde se necesita actuar ya, o no.

síndrome intestino irritable

Enfermedades relacionadas con este problema intestinal

En otros artículos en los que se abarque el tema del síndrome de permeabilidad intestinal aumentada per se, veremos de qué manera se está viendo que provoca la aparición de varias enfermedades «modernas» autoinmunes (Hashimoto,…) e inflamatorias crónicas (Crohn, …).

Espero que os haya quedado un poco más claro el proceso y las fases que hay que seguir! Si os interesaría profundizar un poco más sobre qué específicamente se debería hacer en cada fase, soy todo oídos!

De todas formas, siempre lo digo. La ciencia avanza e iremos conociendo más mecanismos implicados en todos estos procesos. Por el momento, por suerte tenemos el conocimiento suficiente como para solventar la mayoría de los casos. No te resignes a vivir cada día con molestias.

Un abrazo 😄

Posts Relacionados

Preferencias de Privacidad
Al momento de visitar nuestro sitio web, se podría estar almacenando cierta información a través de tu navegador para servicios específicos, usualmente estos servicios se presentan en forma de cookies. Por favor, debes tomar en cuenta que si deseas bloquear las cookies, esto podría causar un impacto en tu experiencia de navegabilidad y los servicios que te ofrecemos.